¿Rezo compartido en Córdoba?


Publicado en 16.04.2010 en vidanueva.es

(Vida Nueva) El pasado 31 de marzo, un grupo de musulmanes trataron de rezar  en la Mezquita-Catedral de Córdoba y, presuntamente, intentaron agredir a un vigilante cuando les pidió que depusieran su actitud. Ante estos hechos surgen una pregunta: ¿pueden cristianos y musulmanes compartir el uso de la Mezquita o ni cabe planteárselo? Una cuestión que no tiene fácil respuesta, como se demuestra en la diversidad de opiniones que existe. En los ‘Enfoques’ recogemos la del sacerdote y periodista Antonio Gil y la de Teresa Losada, de la Fundación Bayt-al-Thaqafa. El primero, recordando unas palabras del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, asegura que “no es posible el uso compartido de la Catedral de Córdoba, porque ni lo consiente la religión musulmana ni cabe en la verdad de la religión cristiana”. Por su parte, Teresa Losada opina que es posible “crear acuerdos puntuales” para el rezo compartido y que “el verdadero templo está dentro de cada uno de nosotros”.

Entre las reflexiones que este asunto suscita en Antonio Gil, además de las palabras del obispo cordobés –antes mencionadas–, el periodista recuerda que “los musulmanes no pueden rezar en un espacio donde se consagran el pan y el vino, pues el Corán lo considera blasfemo, ni donde existen imágenes de Dios, Vírgenes o santos”, por lo que piensa que “si quienes insisten en tal práctica (musulmanes o no) conocen estas limitaciones, es deducible que la petición es una mera provocación“. Por otro lado, Gil afirma que “los musulmanes tienen, al menos, dos mezquitas en Córdoba –el morabito de la plaza de Colón y la mezquita de la calleja de la Hoguera–, donde poder orar, por lo que no es preciso recurrir a la Mezquita-Catedral”. Por último, el sacerdote considera que existe “una creciente ola de integrismo en la religión islámica“, por lo que “negociar el imposible rezo musulmán en la Catedral significaría una señal de debilidad“.

La opinión de Gil contrasta con la de Teresa Losada, quien está convencida de que “un espacio religioso puede ser compartido por creyentes de otros credos, pero empecemos por crear acuerdos puntuales y que a este fin se busquen modalidades, como ya se ha hecho repetidas veces”. No obstante, añade que “la controversia puede quedar superada si empezamos por reconocer y conocer al musulmán que convive entre nosotros“, un conocimiento que no basta con “la mera tolerancia, sino la convivencia cálida, la acogida, la complementariedad“. La responsable de la Fundación Bayt-al-Thaqafa afirma que el encuentro entre los distintos credos se origina “en el corazón de cada uno”, de tal forma que “lo que pudiera ser ocasión de conflicto para nuestras sensibilidades religiosas, se convertiría en ocasión de encuentro y colaboración. Y el espacio compartido para rezar en la Mezquita-Catedral vendrá por sí mismo, si tiene que venir“.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s