Una película para ver:Érase una fe


Dos jóvenes emprenden una peligrosa odisea en busca de aquellas comunidades cristianas existentes en lugares de riesgo. Su ruta les conduce a Su ruta les conduce a Rumanía, Turquía, Siria, Irak, India, Nepal, Tibet, China, Tailandia, Senegal, Mauritania, Argelia y al Amazonas..valiosas experiencias que recabar para saber cómo estos diferentes colectivos étnicos, culturales y sociales viven su fe. Estos dos mochileros, Charles y Gabriel, pretenden vivir in situ el día a día de estas gentes.

Érase una fe” es un interesante proyecto documental del realizador francés Pierre Barnérias (Les yeux ouverts) sobre la supervivencia de la religión cristiana en algunos países remotos, donde se hallan en franca minoría y, en los casos más graves, en el hostigamiento más absoluto. Aquí destapa el velo sobre un tema tabú: 200 millones de cristianos en el mundo no pueden vivir libremente su fe y parece que los medios de comunicación no siempre están muy interesados en difundirlo. Los jóvenes Gabriel y Charles consiguen captar la atención de los espectadores y nos llevan a la sencillez, a la humildad en la existencia de estas comunidades, descubriendo otro tipo de Iglesias, alejadas de lo que es el Vaticano y las altas jerarquías eclesiásticas.

En “Érase una fe“, Charles y Gabriel se embarcaron en un viaje sin precedentes. En bicicleta, en canoa o a pie, fueron de campanario en campanario para encontrarse con los cristianos aislados de todo el mundo y comprender mejor la increíble realidad de una misma fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s