Encuentro de los Misioneros Claretianos de Euskal Herria


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El día 22 de septiembre, en nuestra Comunidad de Salvatierra, la Provincia de Euskal Herria celebró su tradicional Encuentro al comienzo de cada curso académico o pastoral. En esta ocasión, acompañó con su presencia y reflexión el MRP. Josep Maria Abella, Superior General.

Después de los primeros saludos y abrazos, y tras la oración de bienvenida y comienzo, el Superior General comenzó su presentación sobre la reorganización y reestructuración de los Organismos Claretianos en Europa diciendo que no es una cuestión de mero funcionamiento sino que responde a la necesidad de vivir fielmente la vocación claretiana y de dinamizar la misión. Y, además, que esa necesidad no solamente es para ahora sino con la mirada puesta a unos años vista.

Es necesario situar correcta y debidamente este tema y este proceso en el ámbito o marco de la vida de nuestra Congregación y de las prioridades formuladas por el último Capítulo General, “Hombres que arden en caridad”. En esta línea, ha citado las prioridades capitulares y congregacionales en todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida y misión: espiritualidad, formación, apostolado.

La necesidad de la reorganización o reestructuración se desprende de la necesidad de dinamizar los Organismos de tal manera que la proyección misionera de los mismos y de la Congregación en cuanto tal sea relevante y significativa.

El Superior General ha realizado un breve y sintético recorrido de este tema en la vida de nuestra Congregación, tanto por lo que se refiere a la revisión de los Organismos, como a la revisión de las posiciones. La organización está al servicio de la vida de tal manera que en cada momento la Congregación tiene que decidir qué organización sirve mejor a la vida de la Congregación. Así ha sido desde el comienzo de nuestra Congregación. Este discernimiento siempre exige inteligencia y flexibilidad.

A renglón seguido ha citado el cambio de la geografía humana, tanto en la Iglesia, como en nuestra Congregación. Este cambio comporta algunas consecuencias importantes, tanto en el presente, como en el futuro, a todos los niveles en la experiencia y sensibilidad congregacional. La pretensión última es cómo podemos seguir siendo misioneros claretianos en Europa. Son necesarias unas bases más amplias y consistentes en los Organismos de cara a propiciar dinamismos (espirituales, formativos, misioneros) más vivos.

Ha citado algunos elementos que hay que tener especialmente presentes en este proceso: la debida inculturación, la “cultural provincial” que da identidad y sentido de pertenencia a las personas y comunidades, que este proceso ha de diseñarse y realizarse en torno a un proyecto misionero,… Entre esos elementos ha echado una ojeada a las estadísticas eclesiales, congregacionales, porque, aunque las estadísticas no lo sean todo, hay que tenerlas en cuenta.

En este horizonte la reorganización y/o reestructuración nos va a ayudar ¿En qué tiempo hay que emprender este proceso? Seguramente a medio plazo, es decir, cuando o mientras podamos ser dueños de este proceso y no cuando el mismo se nos imponga dadas las previsibles y futuras circunstancias. Es un proceso que no se puede obviar porque, además, es un mandato capitular del que el Gobierno General tiene que responder. Y es un proceso que exige una visión de futuro, es decir, una visión sobre el hacia dónde dirigir nuestra Congregación.

Tras su intervención ha habido un espacio para el intercambio de reflexiones, las preguntas y el diálogo, tanto antes del descanso como después del mismo.

Por último ha informado de algunos temas: la presencia de nuestra Congregación en la ONU, la nueva fundación en Malasia y el que se va a proceder a una nueva fundación en Johannesburgo (Sudáfrica).

A las 13:15, y después de la reflexión del Superior General y del diálogo con él, hemos celebrado la Eucaristía presidida por el P. Teódulo Rodríguez que el 8 de julio cumplió 50 años de su Ordenación Presbiteral y concelebrada por nuestro MRP. Superior General. Al final de la misma, y antes de la foto de grupo con el Superior General, el Superior Provincial le ha entregado al P. Teódulo una Bendición Papal en señal de reconocimiento y agradecimiento a su vocación y labor misioneras a lo largo de estos años. La comida, a las 14:15 ha puesto punto final a este día de Encuentro de nuestra Provincia de Euskal Herria.

Joseba Kamiruaga Mieza cmf.

Superior Provincial de Euskal Herria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s