La visión positiva. Por Gonzalo Fernández, cmf.


índiceHay personas que tienen un don especial para descubrir la acción del Espíritu hasta en los más recónditos rincones de la existencia. Donde la mayoría solo ve mediocridad, ellas perciben destellos de luz y vida. Esta es una “aplicación” que no viene de serie. Hay que instalarla. En realidad, eso es lo que hace el bautismo: “instala” en nuestro disco duro la condición de hijos de Dios. De esta radical identidad surgen sentimientos positivos de confianza, libertad, alegría, paz, dignidad, etc. Pero necesitamos tomar conciencia de esta gracia para que cambie nuestras actitudes y conductas. Necesitamos también aprender a usar esta “aplicación” en cualquier circunstancia de la vida. De lo contrario, la visión que se impone es siempre la negativa. Tendemos a ver lo que está mal, lo que falta, lo que no funciona.
Si veo un noticiero en la televisión o leo el periódico, me topo con una interminable lista de malas noticias mundiales: los conflictos bélicos en Ucrania, Oriente medio, Iraq, la expansión del virus del ébola en algunos países del occidente africano, la irrupción violenta del llamado “estado islámico”, el asesinato de tres religiosas italianas en Burundi, la casi quiebra económica en Venezuela, etc. Algo parecido sucede si se examina con gafas oscuras la realidad de la Iglesia y de la vida religiosa.
Frente a todo esto caben tres actitudes básicas: resignación, indignación o visión.
• La resignación construye en torno a nosotros una capa protectora que nos condena a aceptar las cosas como son y a renunciar a cualquier posible cambio. Antes de empezar la batalla, tenemos la seguridad de ser derrotados. Por eso, aspiramos solo a sobrevivir con tranquilidad. Como afirmaba el filósofo español Ortega y Gasset: “Todo esfuerzo inútil produce melancolía”.
• La indignación dispara la rabia que llevamos dentro, busca culpables, sueña revoluciones imposibles, improvisa acciones desmedidas, teje alianzas y, en el mejor de los casos, acelera algunos cambios. Pero lleva en sí misma el germen de la violencia y la división.
• La visión no cierra los ojos a los virus que infectan nuestro sistema operativo (injusticia, corrupción, violencia, etc.), pero cree que la mejor estrategia es reforzar todo lo verdadero, bueno y bello que ya existe, porque el Espíritu de Dios lo está alentando en millones de seres humanos. Cuenta las historias de padres y madres de familia que educan con cariño a sus hijos, de trabajadores que dan lo mejor de sí mismos, de artistas que nos abren a nuevas dimensiones, de científicos que buscan mejorar la calidad de vida de las personas, de políticos que se entregan al bien común, de misioneros que aceptan ser enviados, de ancianos que destilan compasión y esperanza, de jóvenes que se esfuerzan por ser mejores, de personas anónimas que tienen un corazón de oro y siempre están dispuestas a echar una mano.
Somos herederos de un fundador que repetía una frase –atribuida a san Francisco de Sales– que resume la estrategia de quien tiene una visión espiritual -y, por tanto, positiva- de la vida: “Se cazan más moscas con una gota de miel que con un barril de vinagre”. Esta visión positiva es un acto explícito de fe en el Espíritu Santo, dominum et vivificantem, “señor y dador de vida”. Necesitamos personas que se dejen conducir por él.
¡Atrévete a ver y a agradecer todo lo positivo que hay en ti y en las personas de tu alrededor! Esta visión te ayudará a ver el mundo con otros ojos. Notarás que surge en ti una nueva energía. Así pasaba con Jesús: “Salía de él una fuerza que curaba a todos” (Lc 6,19).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s