Pedro Casaldáliga, entre los asesores del Papa


casaldaliga(Miguel Ángel Mesa Bouzas).- Pedro Casaldáliga es un referente, a nivel mundial, de lo que significa ser un verdadero cristiano, comprometido con las causas de la justicia, la liberación y la paz, hasta llegar a ser amenazado de muerte muchas veces en su vida, incluso durante este mismo año, por defender los derechos de los indígenas.

Obispo emérito de Sao Félix do Araguaia (Brasil), es un hombre profundamente creyente en el Dios de la Vida. Por lo que es también una persona hondamente espiritual, que desborda afecto y cercanía por los cuatro costados.

Pedro, aquejado desde hace años por la enfermedad del parkinson, ha tenido que reducir al máximo sus salidas de casa, pero continúa manteniendo una gran actividad intelectual, de acompañamiento, sin olvidar en ningún momento “sus causas”, que son las del Reino, las de la Buena Noticia de Jesús.

Aprovechando la visita que le ha efectuado Adolfo Pérez Esquivel (premio Nobel de la Paz y defensor a ultranza de todas las causas justas de su país y del mundo, franciscano de corazón), y aprovechando la audiencia que le ha concedido el Papa Francisco para presentarle las demandas de los pueblos originarios de su país, Argentina, Casaldáliga le ha pedido que traslade al Papa su deseo de que defienda a los indígenas, que rehabilite oficialmente a la Teología de la Liberación y a sus teólogos, mostrando una reconciliación efectiva con ellos.

Estos teólogos, principalente latinoamericanos, pero también asiáticos y africanos, han hecho de la opción preferencial por los pobres la causa de su teología y de su vida. Que es la causa de Jesús y su Evangelio. Han podido cometer a lo largo de los años errores pero, ¿quién pude decir que no los ha cometido en su vida? Intentar estar constantemente en las fronteras del servicio, de la denuncia, del anuncio, de la reflexión teológica, de la cercanía con los más empobrecidos de la tierra, ha sido su misión, hasta llegar a dar su vida en algunos casos, como son por ejemplo los casos de Monseñor Romero o Ignacio Ellacuría. Cuando se ama mucho, se ha de perdonar mucho también, mostrando así la inmensa misericordia y ternura de nuestro buen Dios.

Dios nos desconcierta siempre con su desmesura, ¿no va a disculpar la desmesura de cualquier otra persona, cuando, lo único que pretende es vivir y dar a conocer la buena noticia de la liberación de Jesús?

Pérez Esquivel también ha entregado al Papa una copia del “Pacto de las Catacumbas“, un manifiesto firmado por 40 obispos (entre ellos Hélder Cámara, Leónidas Proaño o Sergio Méndez Arceo) durante el Concilio Vaticano II, por una Iglesia pobre y de los pobres, en el que manifestaban su compromiso por vivir pobres, entre los pobres, para así dar ante el mundo un testimonio creíble.

Quizá sea este un buen momento para pedirle al Papa Francisco un colegio cardenalicio, una junta de asesores, un grupo de amigos (o como se le quiera llamar) que vivan con fidelidad, alegría, sencillez y compromiso vital con los más desposeídos, y estaría formado por mujeres y hombres de todo el mundo, que cumplan estas características y hayan sido elegidos por el pueblo.

Estoy seguro que Pedro Casaldáliga no querría formar parte de un nuevo colegio cardenalicio, pero sí de ese grupo de asesores fraternos de vida probada, al servicio del Evangelio de la liberación y la dignidad de los más desheredados y excluidos.

Creo que sería una muy buena iniciativa, un cambio real en nuestra Iglesia. A pesar de todo, mantengamos viva y activa nuestra esperanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s